Ubicación
Ctra. de Santpedor, 206, Manresa
Teléfono
930 31 40 27
Email
info@kronos-salut.com
Horario
Lab, 10-13 i 16-20h
Burnout Parental

Burnout Parental

Seguramente has oído hablar sobre el denominado Burnout, normalmente se asocia a la esfera laboral. Se experimenta agotamiento físico y mental de forma generalizada, te sientes cansado todo el tiempo, te duele la espalda, la cabeza e incluso tienes alteraciones gastrointestinales.

Burnout Parental

A su vez, el sueño se te altera, te sientes ansioso e incluso triste. Empiezas a notar un cambio en ti, sintiendo indiferencia y desapego con el trabajo y compañeros, llegando incluso a un estado de irritabilidad que puede despertarte un sentimiento de culpa. Empieza a bajar tu productividad laboral y te desmotiva y frustra tu lugar de trabajo. Pero, ¿esto puede pasar en otras esferas de nuestra vida?

En la actualidad se ha estado investigando si el Burnout se experimenta en otros aspectos fuera del trabajo, y se ha descubierto el denominado Burnout Parental. Se trata del agotamiento mental y físico de los padres y madres. Criar a nuestros pequeños es una constante exposición a tareas que pueden producir distrés. Requieren mucho esfuerzo, tiempo y energía, además de muchísimo cariño y amor.

Es habitual que los padres se sientan cansados tras una jornada con los más pequeños: comidas, duchas, vestirse, pañales, deberes, … pero cuando estas tareas se sostienen en el tiempo pueden llegar a quemar a los progenitores. Por eso es importante saber que los padres necesitan un momento sin sus hijos.

El Burnout Parental tiene tres características principales (Fernández, 2020; Montagud, 2022; Sabater, 2022):

  • Agotamiento físico y mental: Buena parte del tiempo se dedica al cuidado de los hijos, incluyendo horas de sueño. A ello se le añaden las dificultades del hogar y el trabajo. Hay un desgaste claro de energía, atención, de resolución de conflictos y de gestión emocional.
  • Distanciamiento emocional del hijo: La fatiga experimentada por la ansiedad y el distrés que se percibe, puede llegar a crear una sobrecarga excesiva que llegue a provocar cierta indiferencia hacia el hijo. Es en este punto dónde la irritabilidad surge pudiendo llegar a alzar la voz o incluso discutir con la pareja por banalidades.
  • Sentimiento de incompetencia en el rol de cuidador: Luego llega la culpa por esa irritabilidad, la sensación de estar fallando a aquel mapa mental sobre “cómo ser un buen padre” que nos hemos creado. Se llega a sentir que no se ha pasado suficiente tiempo con el pequeño, que no se les ha dado las cosas que realmente necesitan, que no se es hábil o pacientes para gestionar las situaciones con ellos.

Son más propensos a padecerlo las familias monoparentales, las parejas con problemas de relación, las personas con alta demanda laboral, problemas de conducta de los más pequeños, bajas habilidades emocionales, elevado perfeccionismo de los padres, frustración de los padres por sacrificar su carrera profesional, aficiones o amistades con la idea de ser los mejores padres del mundo (Sabater, 2022).

El Burnout Parental ha crecido con el confinamiento y el teletrabajo, donde además de lidiar con las exigencias del trabajo, en el mismo espacio había que lidiar con las de los hijos, afectando a la productividad laboral y a la atención parental.

Con todo esto, es importante saber que padecer Burnout Parental no es sinónimo de ser un mal padre, sino que es estar agotado por la crianza de los hijos. El amor que se les tiene a los pequeños no tiene nada que ver con el trabajo que supone educarlos y atenderlos.

Lo mejor para combatir este concepto es la prevención. Los padres necesitan recordar que, además de padres, son personas individuales con sus propias necesidades, así como una pareja que necesita estar un tiempo a solas. Por ello se recomienda pactar unas horas en las que un progenitor se haga cargo del niño, y otras el otro miembro de la pareja. Así como el pedir ayuda o un soporte que permita a la pareja pasar un tiempo juntos, aun que solo sea para pasear, ir al cine o una cena. Del mismo modo que es necesario pasar tiempo de calidad en familia, reuniendo a todos los miembros (padres e hijos y mascotas), evitando las tecnologías y encontrando espacios que permitan el disfrute de todos.

– La incertidumbre de la crianza de los hijos puede sacar a relucir en nosotros sentimientos que oscilan entre la frustración y el terror.- Brene Brown.

Referencias:

  • Fernández, M. (2020) Awen Psicologia. Agotamiento Mental y Emocional por la crianza en padres y madres. Recuperado de: https://www.awenpsicologia.com/burnout-parental/
  • Montagud, N (2022) Psicologia y mente. Burnout parental: qué es, causas, y cómo afecta a padres y madres. Recuperado de: https://psicologiaymente.com/clinica/burnout-parental
  • Sabater, V. (2022) La mente es maravillosa. Burnout parental: fatiga asociada al cuidado de los hijos. Recuperado de: https://lamenteesmaravillosa.com/burnout-parental-fatiga-asociada-al-cuidado-de-los-hijos/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.