Ubicación
Ctra. de Santpedor, 206, Manresa
Teléfono
930 31 40 27
Email
info@kronos-salut.com
Horario
Lab, 10-13 i 16-20h
Autoexigencia excesiva

¿Eres Demasiado Autoexigente?

¿Sientes la necesidad de tener que hacerlo todo perfecto? ¿Culpabilidad si no estás haciendo nada? ¿Si no llegas a los objetivos marcados te abruma la responsabilidad, te criticas? ¿Ves más errores que logros? Quizá te autoexiges de forma excesiva.

La autoexigencia nos ayuda a crecer, a mejorar, a superarnos. ¿Pero qué ocurre cuando la vivimos e interpretamos como un deber? El hecho de autoimponernos metas/objetivos con estándares demasiado elevados, persiguiéndolos incansablemente pese al mal estar que nos crea, la hace desadaptativa.

Autoexigencia excesiva

Ésta exigencia provoca una dificultad para reconocer la vulnerabilidad del ser humano, el cual, no es perfecto (Tormo, 2021). Existe miedo a la incertidumbre, al poco control, así como una alta rigidez cognitiva y una baja tolerancia a la frustración y a los errores. La autocritica augmenta, focalizándose en los fallos, sin tener en cuenta el camino que se ha recorrido para llegar al logro. Inclusive, la autocritica es tal que puede hacer que un logro se considere un error, o bien minimizarlo (Monzo, 2022).

Beck, explicó las distorsiones cognitivas (errores de interpretación) las cuales una de ellas se ve palpada en las personas con alta autoexigencia: el pensamiento dicotómico. Hace referencia a los extremos, al todo o nada, esto está bien o está mal. El diálogo interno es rígido, no les permite la flexibilidad del porcentaje, del gris, impidiéndoles ver más allá de los blancos y negros (Fernández, 2021). Dicho pensamiento tiene como dificultad que no se satisfacen las exageradas expectativas, por ejemplo:

  • Lo que se ha de hacer se hace perfecto o no se hace.
  • Las cosas tienen que ser así.
  • Este proyecto me entusiasmaba, pero ahora lo detesto.
  • O consigo todo lo que me he propuesto, o soy un fracaso total.

Este tipo de pensamientos crean una rigidez cognitiva muy elevada, impidiendo ser empáticos o asertivos con otras opiniones, muestran un excesivo control en si mismos y en su entorno, no suelen pedir el punto de vista ajeno, son perfeccionistas e incluso pueden llegar a mostrar rasgos narcisistas (Fernández, 2021). Su autoestima se basa en estos pensamientos, en cómo ha logrado o no dichos objetivos o metas, siendo cambiante según qué ha conseguido durante el día (Monzo, 2022).

La autoexigencia es impuesta por uno mismo, pese a ello, los constructos mentales que fundamentan dicha imposición vienen dados por el entorno: la sociedad, la familia, el grupo de iguales, los compañeros de trabajo o escuela. Por tanto, tenemos presiones externas que se dan la mano a los miedos por la falta de control (Tormo, 2021). Frases como: “es lo que se espera de ti”, “O tienes buenas notas o no eres inteligente”, pueden haber marcado los esquemas mentales de la persona, repitiendo esas palabras dentro de su mente una y otra vez, provocándole distorsiones que le llevan al extremo de la autoexigencia.

Por tanto, las personas autoexigentes pueden presentar rasgos característicos de la depresión, ansiedad y el estrés, así como un agotamiento psicológico pronunciado. A su vez, a nivel social, encontramos personas con dificultades a nivel asertivo, sintiéndose incapaces de decir NO cuando le piden alguna cosa, experimentando una fuerte necesidad por ser valorado y no decepcionar a los demás (Ruiloba, 2021). Las metas y los objetivos son buenos para mantenernos motivados, pero cuando éstos nos provocan un alto malestar, es conveniente analizar los pensamientos. Ser conscientes de las distorsiones cognitivas, saber de dónde vienen, ayuda a obtener una respuesta más adaptativa (Tormo, 2021).

“El habla interna mejora si nos respetamos, no generalizamos y cambiamos “los debería”, “los tengo que”, por “me gustaría” o “quisiera”…” (Graziano, 2021). Para conseguirlo se necesita una buena planificación de los objetivos, sin dejar de ser realistas, teniendo en cuenta nuestras capacidades, realizando metas a corto plazo que motiven el camino a recorrer para lograrlos. Es importante sentir satisfacción durante el proceso de conseguirlo, siendo flexible cuando la situación lo requiera (Shafan, Cooper y Fairbum, 2002, citado en Monzo, 2022). Así como es necesario aprender de los errores e intentar mejorar, sin dejar de lado los logros conseguidos (Graziano, 2021). Es importante centrarse en el proceso, no solo en los resultados.

Entonces, pregúntate: ¿Te crea mal estar aquel objetivo que te has impuesto? ¿Ha hecho que pierdas tiempo de calidad con los tuyos? ¿Merece la pena?

“El candado más fuerte es el que cierra tu mente con las cadenas de creencias limitadoras. Para librarte necesitas la llave de la confianza” – Pepa Arcay.

Referencias:

Fernández, V. (2021). Webconsultas. Pensamiento dicotómico: la vida en “blanco” y “negro”. Recuperado de: https://www.webconsultas.com/mente-y-emociones/emociones-y-autoayuda/que-es-el-pensamiento-dicotomico-y-que-consecuencias-tiene
Graciano, P. (2021). Psicología Estratégica. Cuando ser demasiado autoexigente es un problema. Recuperado de: https://psicologia-estrategica.com/cuando-ser-muy-autoexigente-es-un-problema
Monzo, A. (2022). Psicologia Monzo. Psoblemas psicológicos asociados a la autoexigencia. Recuperado de: https://psicologiamonzo.com/problemas-psicologicos-asociados-a-la-autoexigencia
Ruiloba, E. (2021). Ruiloba psicologia. Las consecuencias de una autoexigencia elevada. Recuperado de: https://ruilobapsicologia.com/las-consecuencias-de-una-autoexigencia-elevada/#:~:text=A%20nivel%20emocional%3A%20depresi%C3%B3n%2C%20ansiedad,teme%20decepcionar%20a%20los%20dem%C3%A1s.
Tormo, L. (2021). Psicología y Mente. ¿De dónde surgen los problemas psicológicos por autoexigencia? Recuperado de: https://psicologiaymente.com/clinica/problemas-autoexigencia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.